El Vol.6 de Pecha Kucha se conceptualizó como "una noche de estrellas" y para llevar esta idea al universo visual nos colaboró Sebastián Orrego, Director Creativo de Lieb. Con tal de profundizar en su proceso de trabajo conversamos con Sebastián y aquí estrán sus impresiones.

 

 

¿Cual fue la inspiración para desarrollar la identidad visual del PechaKucha recientemente pasado?

 

Bueno, en verdad nos fue muy grato recibir la solicitud de desarrollar la identidad para PechaKuchaQuilpué, como LIEB, tenemos como norma el “no crear piezas gráficas sin un sentido e historia”, por lo cual, recibir un proyecto relacionado a un evento con un trasfondo tan motivador y potente nos dejo la puerta abierta para jugárnosla con una gráfica mas “arriesgada”.

Los creativos chilenos tenemos la mala percepción,  de “que uno tiene que estar en Nueva York o en Europa para desarrollar gráfica innovadora”. Esto no solo se ve en el diseño de identidades o afiches, sino en todo medio creativo. Tenemos una pauta marcada, tendemos a seguir cánones y no explorar de forma creativa y elocuente un proyecto, por lo cual nos hemos vueltos un poco flojos  al momento de crear asumiendo que un afiche tiene que seguir una estructura ya determinada, que no permiten la posibilidad de innovar y entregar un mensaje de una mejor forma el publico.

 

A la larga hemos perdido la  importancia que conlleva una pieza comunicacional y que efecto puede tener en el receptor, solo con dar como ejemplo: una manzana gris mordida o una esvástica en un fondo rojo, como una puede ser un signo de innovación y otro de maldad pero independiente del mensaje, es un mensaje que queda en el subconsciente del publico y eso es lo que todo creativo debe apuntar con toda pieza que desarrolle, el calar hondamente en el recuerdo de la gente, el crear por crear no puede ser.

 

 

¿Que potencial tu ves en PechaKucha, este tipo de eventos donde se convocan emprendedores y que significa una vitrina pública de sus proyectos?

 

Como emprendedores vemos a PechaKucha tanto en Quilpué como a nivel global una iniciativa digna de destacar, actualmente vivimos en tiempos donde el emprendimiento toma un puesto en aumento dentro del mercado tanto Nacional y porque no Internacional, por lo cual eventos donde la primera instancia es dar a conocer proyectos, ideas e iniciativas da pie a encontrar posibles consumidores y porque no, nuevos aliados, tenemos que apuntar a ser más colaborativos entre nosotros mismos, no tener la mentalidad de que solo a unos le tiene que ir bien y a los demás no, es más provechoso un partner que un cliente y esa siempre ha sido nuestra percepción de las personas que nos contratan.

 

¿Cual es la relevancia del afiche en un mundo digital?

 

El afiche tiene un lugar muy fuerte dentro de imaginario nacional, desde los afiches de los Hermanos Larrea y Waldo Gonzales hasta los trabajos de Julián Naranjo por nombrar algunos. El afiche chileno tiene la prestancia de ser una pieza comunicacional digna de exposiciones y publicaciones, no exclusivamente por la necesidad comunicacional específica, sino por el llamado a dejar un hito a lo largo de la historia gráfica chilena.

 

En segunda instancia exponemos la siguiente pregunta, ¿Cuando fue la ultima vez que “robaste” un afiche en la calle?, simplemente porque te encantó, antes los afiches eran una composición artística, con un trabajo creativo más exhaustivo, incluso antes de desarrollar el afiche como tal, se investigaba, indagaba y se entendía en profundidad el mensaje que se quería comunicar. Después de todo ese proceso empezar con la elaboración del afiche.

Eran más potentes las piezas por el simple hecho de tomarle la importancia al mensaje que se entregaba, ahora es tan simple como buscar una foto y agregar textos, por lo cual estas nuevas piezas nacen sin “alma” y no quedan en el subconsciente del receptor.

 

Y en última instancia, como decía el mismo Julián Naranjo, si te quedas viendo un afiche por 12 segundos y no lograste entender la finalidad y el mensaje de este , está muy mal desarrollado.

Tenemos que entender como creativos que toda parte de la composición sin importar que es… comunica, desde la elección tipográfica, cromática y diagramación hasta la elección del formato o sustrato donde será impreso, no podemos obviar el trabajo de la dirección de un proyecto simplemente porque el “couche” está de moda o es más barato por dar un ejemplo, a la larga no favorecemos nuestra propia labor al tener esa disposición frente al trabajo.

 

 

Sebastián Orrego / Director Creativo / LIEB | Branding Estratégico

www.lieb.cl

contacto@lieb.cl